El genocidio del caudillo Innombrable

De las 203,000 muertes que registra la image de entrada, puede decirse que aproximadamente 171,900 son responsabilidad del actual Presidente de Estados Unidos y de sus secuaces Republicanos. ¿Por qué? ¿De dónde sale este estimado?

Un ejemplo: Alemania, en el continente del cual vino a Estados Unidos el Covid-19, tiene–gracias a la seriedad, responsabilidad y humanidad de su esfuerzo social y gubernamental ante la pandemia–una cifra de contagio de 0.31% de la población. Estados Unidos tiene una cifra de contagio 6 veces y media mayor, 2.12% de la población–hasta la fecha. La tasa de mortalidad de los contagiados en Alemania ha sido ligeramente más alta, 3.5%, versus 2.9% en Estados Unidos.

Tomando estos datos en consideración, si el gobierno de Estados Unidos hubiera aplicado políticas como las que se aplicaron en Alemania (una sociedad democrática, abierta, y también con numerosos inmigrantes recientes), el número de casos en los Estados Unidos estaría más cercano a 1 millón de personas que a los 7 millones hasta ahora reportados, por lo que la mortalidad en Estados Unidos sería más cercana a 30 mil personas que a 203 mil.

De ahí el cálculo de que 171,900 seres humanos hubieran sobrevivido la pandemia–hasta la fecha. Y hay que repetir “hasta la fecha”, porque mientras que Alemania ha logrado reducir la tasa de contagio drásticamente, en Estados Unidos continúa reportándose un promedio de casi 40,000 casos al día.

De hecho, los científicos temen que el número de casos por día aumente en las próximas semanas y meses, porque se acerca la época de frío, y porque el actual Presidente continúa incitando a sus seguidores a no obedecer los consejos de sus propios funcionarios médicos, quienes imploran a la población que use máscaras médicas y distancia social.

En lugar de respaldarlos, el actual Presidente los contradice en público, y va de mítin a mítin aglomerando a sus fanáticos en espacios abiertos y cerrados, donde se burla insistentemente de las recomendaciones de la ciencia, se mofa de las restricciones que esta indica para prevenir un empeoramiento de la tragedia.

Los fieles seguidores del caudillo deliran y aplauden. Muchos llegan a negar que exista el virus que luego salen a esparcir por el país.

Genocidio: no sé qué palabra podría describir mejor esta mortandad causada desde el poder, por el poder, y para el poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: